Effectiveness of Protected Areas in Mitigating Fire within Their Boundaries: Case Study of Chiapas, Mexico

    loading  Checking for direct PDF access through Ovid

Abstract

Resumen

Desde la severa sequía de El Niño en 1982–1983, se han reportado quemas recurrentes dentro de áreas tropicales protegidas (ATPs). No obstante el papel clave del fuego en la degradación del hábitat, se conoce poco sobre la efectividad de ATPs en la mitigación de la incidencia de incendios y de áreas quemadas. Utilizamos una base de datos de GPS de incendios (1995–2005) (n = 3590 incendios forestales) obtenida de la Comisión Forestal Nacional para comparar la incidencia de fuego (número de incendios) y áreas quemadas dentro de ATPs y sus zonas de amortiguamiento circundantes en el sur de México (Chiapas). Las áreas quemadas dentro de los parques varió de 2% (Palenque) a 45% (Lagunas de Montebello) de la superficie de un parque, y la superficie quemada fue influida por dos eventos severos de El Niño (1998 y 2003). Estos dos años combinados resultaron en 67% y 46% de la superficie quemada en ATPs y áreas de amortiguamiento respectivamente. Las áreas quemadas más extensas en ATPs que en sus zonas de amortiguamiento se relacionaron exclusivamente con la extensión de los hábitats naturales (área inflamable excluyendo terrenos agrícolas y ganaderos). Es probable que esta tendencia esté relacionada con mayores cargas de combustible además de dificultades de acceso y extinción. La mayor incidencia de fuego en ATPs que en sus zonas de amortiguamiento se relacionó exclusivamente con factores antropogénicos como mayor densidad de caminos y de extensiones agrarias. Nuestros resultados sugieren que las ATPs están fallando en la mitigación de impactos del fuego, ya que tanto la incidencia de fuego como la superficie quemada son significativamente mayores en las reservas que en las zonas de amortiguamiento adyacentes. Los planes de manejo deberían considerar los factores que facilitan el fuego en ATPs: origen antropogénico de los incendios, sensibilidad de ATPs a las sequías de El Niño, grandes cargas y continuidad de combustible dentro de los parques y recursos financieros limitados. La consideración de estos factores favorece líneas de acción como alternativas al uso de fuego (e.g., sistema mucuna-maíz), predicción del clima para seguir la evolución de El Niño, estrategias para la gestión de combustible que favorecen las prácticas de extinción y el fortalecimiento de las comunidades locales y el ecoturismo.

Related Topics

    loading  Loading Related Articles