State of the art systematic review of bone disease in anorexia nervosa


    loading  Checking for direct PDF access through Ovid

Abstract

Objective:Low bone mineral density (BMD) is a known consequence of anorexia nervosa (AN) and is particularly concerning during adolescence, a critical time for bone accrual. A comprehensive synthesis of available data regarding impaired bone health, its determinants, and associated management strategies in AN is currently lacking. This systematic review aims to synthesize information from key physiologic and prospective studies and trials, and provide a thorough understanding of impaired bone health in AN and its management.Method:Search terms included “anorexia nervosa” AND “bone density” for the period 1995–2015, limited to articles in English. Papers were screened manually based on journal impact factor, sample size, age of participants, and inclusion of a control group. When necessary, we included seminal papers published before 1995.Results:AN leads to low BMD, impaired bone quality and increased fracture risk. Important determinants are low lean mass, hypogonadism, IGF-1 deficiency, and alterations in other hormones that impact bone health. Weight gain and menses restoration are critical for improving bone outcomes in AN. Physiologic estrogen replacement as the transdermal patch was shown to increase bone accrual in one study in adolescent females with AN; however, residual deficits persist. Bisphosphonates are potentially useful in adults with AN.Discussion:To date, evidence suggests that the safest and most effective strategy to improve bone health in AN is normalization of weight with restoration of menses. Pharmacotherapies that show promise include physiologic estradiol replacement (as the transdermal estradiol patch), and in adults, bisphosphonates. Further studies are necessary to determine the best strategies to normalize BMD in AN.RESUMENObjetivo:La baja densidad mineral ósea (DMO) es una consecuencia conocida de la anorexia nervosa (AN) y es particularmente preocupante durante la adolescencia, un tiempo crítico para acumular hueso. Una síntesis exhaustiva de los datos disponibles en relación al daño óseo, sus determinantes, y estrategias de manejo asociadas, es actualmente muy pobre. Esta revisión sistemática busca sintetizar información de estudios y ensayos clave tanto fisiológicos y prospectivos y además proveer un entendimiento minucioso del daño óseo en AN y su tratamiento.Método:La búsqueda de términos incluyó “anorexia nervosa” Y “densidad ósea”, en el período entre 1995-2015, limitado a artículos en idioma inglés. Los artículos fueron revisados manualmente basados en el factor de impacto de revista, tamaño de la muestra, edad de las participantes e inclusión de un grupo control. Cuando fue necesario se incluyeron artículos pioneros publicados antes de 1995.Resultados:La AN provoca disminución en la densidad mineral ósea, daño en la calidad del hueso y riesgo incrementado de fractura. Importantes determinantes son la disminución de la masa magra, hipogonadismo, deficiencia de IGF-1 y alteraciones en otras hormonas que afectan hueso. La ganancia de peso y restauración de la menstruación son críticas en la mejoría de los problemas óseos. El reemplazo de estrógenos con parches transdérmicos mostró incremento en la acumulación de hueso en un estudio en adolescentes mujeres, sin embargo, persistieron déficits residuales. Los bifosfonatos son potencialmente útiles en adultos con AN.Discusión:A la fecha, la evidencia sugiere que la más segura y efectiva estrategia para mejorar la salud ósea en AN, es la normalización del peso con restauración de la menstruación. Farmacoterapias promisorias incluyen reemplazo de estradiol fisiológico (como el parche de estradiol transdérmicos), y en adultos, los bifosfonatos. Más estudios son necesarios para determinar las mejores estrategias para normalizar la densidad mineral ósea en AN. (Int J Eat Disord 2016; 49:276–292).

    loading  Loading Related Articles